Lo Mejor de un Buen Año: 2009 se fue con Gratos Momentos de Cine

Les muestro una lista de lo mejor que vi el año pasado, lamentablemente no pude ver películas que proponían un gran asombro pero que por tiempo, desidia o una distribución de las producciones en mi país (México) nunca lograron exhibirse, así que no puedo incluir películas como “Up In The Air” (Jason Reitman), Capitalism: A Love Story” (Michael Moore), The Limits of Control” (Jim Jarmush), The White Ribbon” (Michael Haneke) o “Anthi-christ” (Lars Von Trier) porque simplemente no han llegado a nuestro país, aunque creo que por su expectativa estarían sin duda en este top. Si no están de acuerdo conmigo pueden escribirme, pero recuerden que es lo que yo vi y que se estrenaron en el año 2009 (aunque luego son producciones pasadas pero que retrasaron su exhibición, en nuestro país que olvida el cine como arte), si tienen una lista pásenmela, si hay películas que no visto las veré lo más pronto posible, siempre es bueno ver recomendaciones, sin más que decir les dejo mi Top 20, por que 10 era muy difícil de reducir.

Mención Especial: Watchmen (2009 – Sack Snyder), Taking Woodstock (2009 – Ang Lee) & The Hangover (2009 – Todd Philips). Estuvieron cerca, fueron grandes película, divertidas y reflexivas, pero no lograron estar dentro de las mejores 20, lo cual demuestra que fue un buen año en el cine a pesar de tantos fiascos.

20. Zombieland (2009 - Ruben Fleisher). Una gran comedia, con un tema que siempre agrada pero con el toque muy fino de la producción independiente norteamericana. Cínica y simple a la vez, es como observar a la producción de “serie b” en un tributo y una parodia a la vez, con una esencia bien capitulada de videoclip, un triunfo de la sencillez en el cine.

19. Funny People (2009 - Judd Apatow). Por fin el nerd triunfante de Hollywood se puso serio. La visión oscura de una vida de chistes y de la contradicción de ser una persona chistosa. Un gran triunfo para alguien que solo nos hacía reír de la manera más lógica, y que encuentra en su propia lógica el aburrimiento.

18. Rachel Getting Married (2008 – Jonathan Demme). El cine independiente en su máxima expresión, toda una silueta de encuadres dramáticos en una historia de verdadero dramatismo, ya que se desarrolla en lo más desastroso de la sociedad norteamericana actual: la familia. Una impresionante Annet Hathaway que demuestra que no es una cualquiera, llevando el estandarte de la revitalización en la pantalla de Hollywood.

17. Public Enemies (2009 - Michael Mann). Una película oscura sobre unos personajes que descansan en su famosa reputación. Los ambientes relatan una época de crisis y de un comienzo hacia un estado policial y paranoico. Johnny Depp se consolida como el “rockstar” de estos últimos años, un ícono de la cultura popular que pese a su tropiezos, encontramos su talento único y sorprendente, sin duda el “Robert De Niro” de nuestra época.

16. Everybody’s Fine (2009 – Kirk Jones). Durante todo el año las comedias o dramas familiares son comunes no solo en la cartelera de cine, sino también en sus historias y las formas en que son contadas, a excepción de esta intrigante historia que nos muestra a un Robert De Niro de carácter muy duro pero muy vulnerable a la vez, muy buena opción para ir a verla con tus padres.

15. Coraline (2009 – Henry Selick). Una historia para niños realizada de manera magistral en su nivel técnico e histriónico. Las formas en que se desarrolla la historia y la descripción de los personajes es sublime, una muestra de cómo no subestimar la mente e imaginación de los infantes. Gran regreso  de Henry Selick después de su afamada “A Nightmare Before Christmas”.

14. Parque Vía (2008 – Enrique Rivero). Existe un gran talento en el cine latinoamericano, lamentablemente su enfoque comercial no existe debido a que muchas de sus características van en contra de la corriente oficial. Parque Vía es tal vez la historia más humana de este pequeño top, un hombre que se ha creado su propia celda de cristal, desesperado por verse de repente fuera de ella solo le queda esperar lo inevitable. Un gran triunfo para el cine mexicano, aunque en los medios nos quieran imponer a Barbara Mori, Arráncame la Vida, etc.

13. The Reader (2008 – Stephen Daldry). Aunque es una historia del Holocausto, la trama y la forma como son contadas asombra por su sensualidad e hipocresía, tópicos nada comunes en estas historias donde la ternura y la valentía son constantes. Un gran talento de una de las grandes actrices de nuestra época, Kate Winslet, que se lleva las palmas por su interpretación excelsa de una mujer de dura sensualidad y con un secreto igual de espantoso que los crímenes de guerra a los que se le relaciona.

12. The Informant! (2009 - Steven Soderbergh). Una historia que reboza de inteligencia y estupidez a la vez. Una combinación contrastante que solo el buen Soderbegh puede llevar a cabo, tal como lo es su talento en brillantes películas y su chacoteo en otras. “The Informant!” es sin duda la comedia ácida del año, con un Matt Damon que interpreta a un personaje basado en la realidad, de un suceso que simplemente sorprendió a todo el mundo corporativo por su falta de elocuencia y de sentido. Un mentiroso patológico que logró desenmarañar parte de las prácticas ilícitas de las compañías, una verdadera sorpresa que solo haya durado una semana en cartelera.

11. Milk (2008 - Gus Van Sant). Un biopic que demuestra las acciones de un hombre que nunca dejo de luchar por la igualdad de los individuos. Milk exigía un trato igualitario en una época donde la unión parecía poder lograr cualquier propósito. Una gran representación de un hombre con virtudes y con partes oscuras, grandes interpretaciones de Sean Penn, Josh Brolin y James Franco.

10. Una Semana Solos (2007 – Celina Murga). Un verdadero ensayo sociológico, un estudio de los niños en Argentina que viven encerrados en jaulas de oro llamados “countrys”, alejados de la realidad social y desigual, pero que convenientemente y por elección propia (o aceptada) no quieren salir de ella. Un grupo de niños se encuentran solos, sin supervisión de sus padres, pero esta oportunidad no se convierte en una historia de clásico desmadre, si no se enfoca a una realidad en donde las travesuras, el aburrimiento y el desencanto se viven en sus relaciones entre sí y en especial de un visitante de fuera que los lleva a la división y reconocimiento de su entorno prefabricado.

9. Looking for Eric (2009 – Ken Loach). Tal vez la historia  más simpática del año, en donde pudimos observar y reírnos junto al astro del fútbol mundial Eric Cantona. Una película que expresa los valores morales que todavía sobreviven en la sociedad como la amistad, la familia y el amor platónico, pero que solo son reflexionados ante situaciones extremas. Un trabajador postal que tiene en caos total su vida, y que comienza a tener visiones de Eric Cantona, de quien es admirador, y que juntos logran resolver problemas con todo lo que le rodea.

8. Slumdog Millionaire (2008 - Danny Boyle). Una película que asombró al mundo, una visión sobre la pobreza y las ilusiones de las personas que no cuentan con nada más que con esa pequeña esperanza. Un tratado sobre el conocimiento que se obtiene de la experiencia de la vida, el pasar de los sobresaltos, la violencia y la miseria como algo común de una sociedad y cultura que se ha combinado en un híbrido muy especial, aunque ya Fernando Meirelles lo había expresado en su “Cidade de Deus”.

7. The Wrestler (2008 - Darren Aronofsky). El seguimiento de un ex luchador que no sabe ni quiere hacer nada fuera de su show en el ring. La representación de un hombre que poco a poco ha sido excluido de una sociedad que cambió repentinamente para él. La melancolía de un Mickey Rourke, una gran empatía con este personaje, las emociones corren frente a la pantalla y la cámara de Aronofsky al mismo tiempo que “The Ram” salta de la tercera cuerda.

6. Synecdoche, New York (2008 – Charlie Kaufman). Una historia desgarradadora que encuentra lo real en su historia, a pesar de su irrealidad o surrealismo. El despertar de una realidad llena de apariencias y falsas interpretaciones y roles. Una soledad psicótica que hace que el espectador (y el personaje) se refugie en la misma cotidianidad como una auténtica forma de expresión artística. La inseguridad que es tan común en los tiempos actuales, lo difuso del tiempo y el espacio inciertode la vida.

5. Up (2009 – Pete Docter & Bob Peterson). Como siempre Pixar es una garantía de buenas historias, y “Up” no se queda atrás. Desde el principio nos lleva por un viaje emocional en donde encontramos simpatía y empatía por los personajes, un cuento que hace reflexionar a los mayores y asombra a los pequeños por su inteligente humor y la necesidad de una aventura en toda nuestra vida, otro gran triunfo para John Lasseter y sus muchachos, no solo son buenos técnicos, también les preocupa contar una buena historia, hacer cine como una expresión artística (y que casualmente no se pelean con lo comercial).

4. Vals Im Bashir (2008 – Ari Folman). Un documental bastante bien hecho por la ingeniosa bifurcación entre lo real y lo ficticio. La historia de un hombre que no recuerda sus experiencias en la guerra de Israel – Líbano, un detective que va juntando sus recuerdos con aquellos que supuestamente lo acompañaron en tan terrible desgracia como la guerra. La historia es completamente verídica, narrada por los mismos protagonistas de los hechos, pero las imágenes son fantásticamente bien llevadas al cine, como si se tratase de una película de ficción, he ahí la confusión entre lo real y lo ficticio, lo cual solo existe en la misma representación cinematográfica del hecho.

3. Inglorious Basterds (2009 – Quentin Tarantino). El glorioso enfrentamiento de una de las mentes más admiradas (para algunos sobre valorado y para otros injustificado) en el cine de ficción de los últimos años. Una narración que explota y abarca toda la pantalla cinematográfica con discursos y momentos entrelazados a forma de “collage” entre un cine clásico Hollywoodense y un cine clásico Alemán. Una forma en cómo la ficción puede transformarse en asombro y admiración sobre características que de antemano sabemos son parte de nuestra formación cultural. Una propuesta idealizadora sobre la sangre, lo clásico y lo dramático de una obra de arte cinematográfica. Pero que erróneamente descansa en los propios laureles de una imposibilidad de contradecir a su autor: “I Think this is my best piece of art”, dice Aldo Raine al final de la película, y este es el principal desacuerdo que tengo con Quentin Tarantino en esta su última odisea cinéfila, pero eso no lo aleja de ser una de las mejores obras cinematográficas del año.

2. Gran Torino (2008 – Clint Eastwood). Uno de los grandes maestros de la década, nos muestra con su detallado ojo y singular ritmo su última pieza frente a las cámaras. Así como su Gran Torino, el envejeció de la mejor forma, logró cautivar con esta última balada de los cambios a los cuáles se resiste, todo un artesano que aunque necio en su forma de expresarse, no deja de asombrar por su sincera teatralidad. Una imagen memorable es la última escena en su legendaria carrera, no solo se despide su nombre, si no toda una legión de personajes que se quedaran en el imaginario colectivo como íconos culturales de la historia del cine y del arte.

1. (500) Days of Summer (2009 – Marc Web). Una historia completamente subjetiva, en donde el protagonista se encuentra con el amor que se vuelve una obsesión en un constante mar de recuerdos de lo ideal de su relación. Me parece interesante y original la estructura de la historia, asemejándose a una lluvia de flashazos en los diferentes días. El director nos muestra en constantes contraposiciones lo bueno y lo malo de la historia, funcionando más como una línea de pensamiento en retrospectiva  que un establecido lineal ya entendido de la comedia romántica. Una película que me pego en lo personal, y que precisamente esa era su intención. Una sorpresa que venga de una película considerada “comedia romántica”, su inteligencia y el entendimiento que tiene con el espectador se vuelve visceral a distintos niveles, ya sea que te identifiques de un lado o de otro. Una película que tiene todos los elementos que mas me gustaron del año: buena música, buena historia, empatía, agilidad y a Zooey Deschanel.

Anuncios

~ por Carlos Wilson en 14 enero 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s