La Idealización del Espectador Cinéfilo

The Purple Rose Of Cairo – 1985 – (Estados Unidos) / Calif. 8

Dirección: Woody Allen.

Guión: Woody Allen.

Producción: Robert Greenhut.

Dirección de Arte: Edward Pisoni.

Edición: Susan E. Morse.

Música: Dick Hyman. 

Reparto: Mia Farrow (Cecilia), Jeff Daniels (Tom Baxter / Gil Shepherd), Danny Aiello (Monk), Edward Hermann (Henry), John Wood (Jason), Deborah Rush (Rita), Van Johnson (Larry) & Diane Wiest (Emma).

Género: Comedia.

El cine se ha construido como una forma de expresión artística que desde sus inicios logró con una convocatoria para las masas. Pero que un cierto grupo de personas con características similares y casi obsesivas con el ejercicio y la costumbre cotidiana casi ritual de asistir al cine, colocarse en un lugar predilecto, envolverse de la oscuridad de la sala y sumergirse en la historia de manera psíquica y física, perderse e identificarse en la pantalla, y claro me considero parte de este tipo de personas que se sorprenden cada vez que visitan una sala de cine, los orgullosos y criticados cinéfilos. En el caso de esta película de ya más de 20 años, el director Woody Allen dejo en claro que el también es uno de estos bichos raros, además dejo demostrado otro dicho dentro de la cinefilia, el de “para hacer cine, hay que ver mucho cine”, pero ya entrando en el tema de esta entretenida y picaresca película con el sello inconfundible de su autor, podemos decir que expresa una visión clásica y romántica de la relación del público o espectador con el cine, la magia y la involucración de sus construcciones sobre la realidad y la cultura impresa en la pantalla con la ficción, pero que irremediablemente siempre intentamos comparar con lo real. Tal vez esto sea la principal magia del cine, la identificación e idealización de los valores individuales y sociales en una analogía espacio – temporal como lo es una historia cinematográfica.


     La bella Cecilia, interpretada por la entonces esposa de Woody Allen, Mia Farrow, vive dentro de una realidad agobiante, violenta e injusta, en un contexto de extrema pobreza y de una relación amorosa horrorosa, una desilusión aceptada con esperanzas nulas en una sociedad con toques grisáceos debido a una depresión ya conocida, la crisis de los 20’s. Así que su único escape y expresión sincera de sus sentimientos se concentran en asistir al cine, donde sus ilusiones y grandes anhelos se ven realizados por los personajes de ficción, inclusive asiste a observar las películas más de una vez, formándose una idealización y concretización de los símbolos culturales que son parte de la expresión artística del cine, una constante bipolaridad entre lo bueno y lo malo, de personajes ideales como el héroe, la ingenua, el malo, la vampiresa, el elegante y demás que son parte de la esencia del cine clásico norteamericano. Pero grata sorpresa con la que se encuentra cuando los personajes de la pantalla revelan que tienen conciencia de su contexto y el personaje principal, el anhelo romántico de Cecilia, decide escaparse y adentrarse a la realidad de la pobre mujer que ve sus esperanzas postradas en tal personalidad.

     Como ya había mencionado, el tema de la “Gran Depresión” en este film es de gran importancia ya que explica mucho de las cuestiones expresivas con la que se muestra, desde los movimientos de cámara (casi nulos), la iluminación y el color reinante en un grisáceo frío, depresivo pero íntimo, en la luminosidad dentro del espacio oscuro del cine, o sea que coloca al cine como el lugar ideal del personaje principal, como el lugar de la idealización, de la imaginación y del asombro. También abarca el sentido casi erróneo y cuadrado de que al cine va uno a distraerse y olvidar los problemas de la vida cotidiana, una interpretación de simple entretenimiento, visión falsa de la obra artística, ya que tiene una función más profunda como la crítica, la estructuración y la reflexión, en otras palabras se aprende del “mundo de la vida” en la observación de cine, aun siendo una observación simple.


     El personaje principal no solo sufre en un contexto de crisis y de dura pobreza, si no también se ve dentro de una relación de completa desigualdad de género, Cecilia sabe de las infidelidades, del alcoholismo y del abuso de su esposo, pero no lo deja debido a que no encuentra su lugar en una sociedad masculina, pese a cumplir el papel del único sustento de los dos, la figura masculina en la película (ya sea Monk o el ficcionario Tom Baxter) es el punto de referencia desde donde se construye su realidad como mujer, la ilusión del romanticismo o la desilusión de lo seguro y real.


     Esta película cuenta con elementos muy esenciales para poder partir de un análisis más serio sobre el efecto del cine en la realidad social, ya que vemos a los personajes “reales” y ficciosos” en una fusión de la “realidad” y la pantalla cinematográfica, que nos permite ir tras una nueva construcción social y cultural. Woody Allen nos retrata como la relación del individuo con el cine es más compleja e integral en su formación cultural, como los dos modelos de vida, el real y el de ficción no pueden sostenerse sin la existencia del otro, la idealización es verdaderamente indispensable (bueno por lo menos para el cinéfilo) para el cine y la realidad.


     Solo queda decir que es una de las historias más interesantes que ha contado Woody Allen, su pasión por lo que hace en una sátira y un tributo a esos elementos esenciales en su expresión artística, el mismo cine y la música, ya que la historia se llena de sonidos de Jazz, que nos llevan por lo ridículo y maravilloso asombro que es aquel ritual de ir al cine, y que se relaciona con la cotidianidad de la mayoría de los individuos en estos días.

Anuncios

~ por Carlos Wilson en 23 febrero 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s