La Amenaza Primitiva de la Sexualidad Femenina.

Sensualidad – 1951 – (México) / Calif. 7

Dirección: Alberto Gout.

Guión: Álvaro Custodio & Alberto Gout.

Producción: Guillermo Calderón, Pedro A. Calderón & César Pérez Luis.

Cinematografía (Fotografía): Alex Philips.

Dirección de Arte: —————-.

Edición: Alfredo Rosas Priego.

Música: —————–. 

Reparto: Fernando Soler (Alejandro Luque), Ninón Sevilla (Aurora Ruiz), Domingo Soler (Comandante Santos), Andrea Palma (Eulalia), Andrés Soler (Martínez), Rodolfo Acosta (El Rizos), Rubén Rojo (Raúl Luque) & Bobby Capó (Bobby Capó).

Género: Drama.

El cine siempre ha reflejado una realidad social, así como las tendencias positivas o negativas que se van desarrollando en los distintos contextos de su creación. La visión de ciertos fenómenos sociales son entendidos como la base en la creación de ficciones que resaltan en la pantalla, en el caso de los años 50’s, podemos decir que había muchos elementos que han sido representados, que van desde la pos guerra (Segunda Guerra Mundial) hasta la Guerra fría y los movimientos revolucionarios en nuestro país, sin dejar de lado claro la construcción de la identidad del mexicano por medio de una industria cultural bien establecida, teniendo como sus representantes de mayor consumo al cine, la música y poco a poco el establecimiento de la televisión. En el caso del cine, el “charro” mexicano y la mujer “abnegada” o en su contrariedad “la prostituta” eran representaciones comunes en lo que hoy se conoce como “época de oro del cine mexicano”. Por eso cuando me encontré con esta película, “Sensualidad”, de Alberto Gout, la comprensión de la contextualidad de la sociedad mexicana en esa época ayuda a que se arme una idea de la situación social actual, teniendo a la familia como uno de sus puntos centrales, su desintegración y su degradación gracias a tentaciones anti-morales, que supuestamente no son parte de nuestra “herencia cultural” (cualquier semejanza con la actualidad y el advenimiento político de la derecha es mera coincidencia), y es que tenía la idea errónea (y creo que somos varios) que estos temas son nuevos frente a lo que llaman “posmodernidad”, y cual equivocados estamos, ya que son inherentes a una “naturaleza social”, solo la forma de expresarlos se ha transformado.

     La película es todo lo que de alguna forma se describe en el párrafo pasado, es un reflejo de una sociedad que se representa de manera gustosa la culpa, donde se restringe la sensualidad y la mirada lasciva para encontrarse frente a un placer más intenso. La historia nos lleva por el decaimiento de un personaje público, un individuo intachable que no solo funge como el ideal padre de familia (Fernando Soler), sino como el modelo de justicia y rectitud, un juez que tiene como propósito erradicar la inmoralidad en una ciudad de México que mostraba un crecimiento aceleradísimo de la mancha urbana, y por lo tanto de los diversos problemas que esto contrae, como el crimen y la prostitución. Pero pronto se verá inmerso en un juego de seducción y chantaje conspirado por una de estas “mujeres de la noche” (Ninón Sevilla), quien utiliza principalmente su cuerpo como objeto de deseo y obsesión para su contraparte masculina.

     A partir de esto la representación de género en la película es un poco más que obligada, apareciendo de manera evidente como elementos simbólicos que describen el lugar y la jerarquización de lo masculino y lo femenino en la sociedad de la época, y que varios de estos elementos se mantienen hasta nuestros días. Lo masculino es representado como la rectitud, la racionalidad y la victima de lo femenino, que es representado en un contraste que genera el ideal de la mujer, de un lado la perversión casi primitiva de Aurora (Ninón Sevilla) que lleva a la perdición y a romper los valores del juez Luque (Fernando Soler), y la comparación eterna de la abnegación y el sentido de amor maternal e incondicional de la esposa de éste (Andrea Palma). La independencia y la sensualidad de una mujer que tiene una conciencia práctica sobre su cuerpo, frente a la estructurada ideal de que lo femenino solo se puede representar como compañera secundaria de lo masculino, lo maligno del cuerpo femenino como causa de un regreso a los instintos  más carnales y destructivos del hombre, la degradación de la racionalidad de la sociedad, el estigma de la sexualidad femenina.

     Hay que recalcara que como en casi toda la historia del cine, la producción y creatividad o creación ha sido dominada por hombres, como un producto cultural y comercial impuesto se ha formado a partir de una visión desde lo masculino de la realidad, y por lo tanto lo femenino también se ha generado a partir de esta perspectiva. Por lo tanto podemos entender la formación de lo femenino a partir de elementos que en conjunto crean un ideal social sobre la diferencia de género.

     Apartándonos de esta visión sociológica, también se debe mencionar que la calidad clásica en el contexto de la producción de esta película es comparable con cualquier otro producto de otras nacionalidades, como la norteamericana de la misma época. El cine clásico mexicano queda bien expuesto de manera técnica y narrativa en “Sensualidad”, solo quedan algunos elementos en las interpretaciones que desconciertan al espectador actual debido a una teatralidad muy apegada al guión, y no la naturalidad de la reacción humana. Al contrario de otras películas en donde el asombro es guiado por un quiebre con lo establecido en la sociedad, esta historia más bien sirve como un ejemplo de completa estructuración en su composición y en su expresión cultural con el público, el reforzamiento de los ideales de género.

     Los elementos son tan clásicos que no permiten que el espectador se deslinde de lo que le imponen otros elementos como la televisión, solo queda ese misterio casi policial que es parte de nuestra construcción como consumidor cultural en México, se hace un esfuerzo por demostrar admiración a lo que es esperado en la reflexión de nuestra sociedad. Los merecidos finales de cada personaje se leen de manera romántica en una sociedad que quiere creer su calidad moral ficticia, solo la sensualidad perturbadora de la protagonista, o sea Ninón Sevilla, rompe con lo monótono de un cine hipócrita, pero esto también conlleva un castigo, la demonización y el relego del cuerpo femenino a lo privado y prohibido.

Anuncios

~ por Carlos Wilson en 27 marzo 2010.

3 comentarios to “La Amenaza Primitiva de la Sexualidad Femenina.”

  1. a mi me encanto la pelicula y si no crei que hubiera una pelicula como esta sobre todo en la epoca en que se firmo se podria haber considerada fuerte

  2. Es un peliculón, y ninon sevilla una capa.

  3. NINON SOS LO MAXIMO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: