¿Ya existe el Drama Posmoderno?

Il y a Longtemps Que Je t’Aime/Hace Mucho Que Te Quiero – 2008 – (Francia/Alemania) – Calif. 6.8/10

Dirección: Philippe Claudel.

Guión: Philippe Claudel.

Producción: Yves Marmion.

 Cinematografía (Fotografía): Jérôme Alméras.

Dirección de Arte: Emmanuelle Cuillery.

Edición: Virginie Bruant.

Música: Jean-Louise Aubert.

Reparto: Kristin Scott Thomas (Juliette), Elsa Zylberstein (Léa), Serge Hazanavicius (Luc), Frédéric Pierrot (Capitaine Fauré), Jean-Claude Arnaud (Papy Paul) & Laurent Grévill (Michel).

Género: Drama.

En esta época donde las comunicaciones son casi inmediatas, la expectativa y los comentarios sobre el cine en casi cualquier parte del mundo pueden ser leídos y revisados desde latitudes completamente diferentes, me he topado con varios de estos sobre esta película francesa, que en nuestro país recibió el nombre de “Hace Mucho que te Quiero”, y precedido de tan buenas notas mi expectativa creció, lo que siguió fue una cuasi confirmación al saber de su reducida exhibición, lamentablemente al final no terminó por llenar mi pupila, aunque no se trata de una obra completamente fallida, su esencia brillaba más que aquellos estrenos que la apartaban a un rincón de los complejos comerciales en la Ciudad de México.

     Juliette es una mujer que ha salido recientemente de la cárcel debido a un crimen terrible, un crimen que se mantiene en secreto durante la mayor parte de la película, su reinserción a la sociedad se torna difícil, parece no tener a nadie, solo su hermana que la recibe en su casa junto a su familia. El secreto y el pasado de su crimen hará que las relaciones sean complicadas, mientras el misterio de la causa por la cual se cometió tal delito se revela. La presentación de Philippe Claudel como director trata de un ensayo bastante simple sobre el silencio y el secreto de una buena acción que resulta de una falta de comunicación propiciado por los mismos protagonistas. No se trata de un drama hollywoodense como tal, pero retoma elementos de este último para organizar una historia que expresa el aislamiento del individuo de la sociedad por razones que se vuelven evidentes, pero que prefieren callarse. El personaje principal se encuentra en un encierro constante debido a una supuesta atrocidad cometida, el remordimiento de los hechos no la aísla de las relaciones sociales, sino el suceso en si mismo, asumiéndose como inocente y culpable a la vez la determina como un sujeto excluido y anormal para su familia, Juliette (Kristin Scott Thomas) es la viva imagen de alguien que su entorno es extraño e indiferente, se ha deformado y detenido. El proceso cotidiano de la historia de Philippe Claudel es el observar cómo trata este personaje de regresar de manera paulatina a esa dinámica obligatoria.

     No es la primera película que trata sobre la dificultad de regresar a una vida normal después de pasar mucho tiempo tras el encierro de una prisión, “The Shawshank Redemption” es una obra maestra del cine hollywoodense que lo retoma muy bien, y en el caso de esta película la trama tiene un sentido inverso, la desesperación de Juliette no es sobre el cambio que existe en la sociedad durante su ausencia en ella, sino de la necesidad de quienes la rodean de incluirla en una nueva realidad. El estereotipo de la madre encuentra cabida en una historia que trata de romper con esquemas del melodrama cinematográfico y televisivo. Durante toda la narración se cuestionan las faltas y las acciones de la mujer que es vista primeramente como madre y después como individuo, sus acciones solo pueden ser concebidas desde momentos extremos, o se es maravillosa debido al amor materno, o se es repudiada por la naturaleza de su crimen. Esta situación se refleja en cierta forma en los momentos cotidianos e íntimos en los que Juliette se sumerge en un drama inexpresivo, contrariando con la felicidad pasajera del propio olvido.

     Este drama posmoderno cada vez es más común en nuestros días, en las que se parte de una situación que solo expresa el drama por el drama mismo, se provee al espectador de una idea remota y exagerada de lo que sucede. La narración da vueltas a través de este misterio que gana importancia y que se vuelve cada vez más grande, como si tratase de una bola de nieve. La intimidad de una mente perturbada por un acto de eutanasia y su lucha que se vuelve un infierno, a pesar de saber que se hizo lo correcto es el tema principal de la película, lo moral se cuestiona y critica solo de manera individual, lo demás, el perdón, la redención, el arrepentimiento, la discriminación, el aislamiento, el desgano, son observaciones de los demás, Juliette vive sola su recuperación, el resto comprende lentamente que no le corresponde otorgar ni el perdón ni la condena, esto incluye al mismo espectador que desespera en el desconocimiento del mismo contexto que rodea a la historia.

     Lo que se lleva la película, o lo mejor de esta es la interpretación de la británica Kristin Scott Thomas, quien demuestra una gran solvencia y se presenta antes que otra cosa como una mujer que se esconde ante un drama antes de tratar de ser heroína. La historia no es completamente subjetiva ya que se pasea por los demás personajes y la incomprensión de todo un contexto que carecería de sentido si el misterio de lo que paso antes de la historia no existiera. Al final todo se torna muy predecible y hasta común, el giro no sorprende casi de ninguna forma y la imaginación de cada espectador supera al propio autor, el desmoronamiento y alumbramiento de Juliette simplifica una historia interesante por las mismas vueltas interminables del relato, le da nombre y forma a lo implícito, lo cual corrompe y denigra a un personaje fascinante.

Anuncios

~ por Carlos Wilson en 19 mayo 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: