El Atentado ¿Originalidad Repetitiva?

  

El Atentado – 2010 – (México) – Calif. 6.1/10 

Duración: 120 Min. 

Dirección: Jorge Fons. 

Guión: Fernando Javier León Rodríguez, Jorge Fons & Vicente Leñero; Basado en la novela de Álvaro Uribe. 

Producción: Diego López Rivera, Mónica Lozano Serrano, Mariano Carranco, Enrique Espinoza, Leonardo Zimbrón & Alfonso Soto. 

Producción Ejecutiva: Mónica Lozano Serrano. 

 Cinematografía (Fotografía): Guillermo Granillo. 

Dirección de Arte: Ezra Buenrostro. 

Edición: Sigfrido Barjau & Miguel Salgado. 

Música: Lucía Álvarez. 

Reparto: Daniel Giménez Cacho (Federico Gamboa), José María Yazpik (Arnulfo Arroyo), Julio Bracho (Eduardo Velázquez), Irene Azuela (Cordelia Godoy), Arturo Beristáin (Porfirio Díaz) Salvador Sánchez (Antonio Villavicencio), José María de Tavira (Álvaro Mateos), María rojo (Madre de Arroyo), Mario Zaragoza (Genovevo), Angélica Aragón (Tía Avelina), Iazua Larios (Tencha) & Dolores Hereda (Bonifacia). 

Género: Cine Mexicano, Drama, Histórico. 

Las festividades sobre el “Bicentenario” – “Centenario” parecen tener un ritmo, un significante y una repetición lúgubre y tensa en la sociedad mexicana, repetitivo en el sentido de que según se puede leer entre líneas la historia oficial, pese a los 100 años después, las injusticias y demás ideales que supuestamente la revolución trató de cambiar, y que no se han logrado consumar, y es que gran parte de nuestra población se mantiene en una miseria aborrecible. Por lo tanto existe una revolución que no ha terminado, o más bien que no realizó los cambios prometidos e institucionalizándose en el camino. En el sentido del cine, como un arte popular, nunca ha podido renovarse de esta gran carga histórica, cultural y social, y es que el cine muchas veces trata de formar una identidad hasta nacional, el gran error de este cine mexicano que podemos llamar “institucional” es que utiliza mucho la repetición de estereotipos, utiliza valores, imágenes y símbolos que han sido semejantes durante toda su historia, y en el caso de la nueva película de Jorge Fons “El Atentado”, no existe una propuesta más allá del discurso político que denuncia los mismos males de nuestra sociedad y de nuestra sistema político, pero no veamos eso como algo negativo, tal vez sean las “historias” que se tornan repetitivas simbólicamente lo que cansa a un público que en principio no quiere una “comercialización tipo Hollywood” en un cine nacional, pero que si requiere de historias de calidad y replanteamientos en estos “estereotipos” trillados del llamado “Cine Mexicano”. 

“El Atentado” del prestigioso y laureado director Jorge Fons (El Callejón de los Milagros, 1995) es un ensayo cinematográfico que presenta su originalidad directa en el guión y en la forma en que es contada una historia de intriga política, drama y hasta erotismo, pero falla principalmente en la profundidad de un tema basado en hechos reales, en unos personajes desconocidos o no vistosos de la historia de México, a excepción del escritor Federico Gamboa, y en un evento histórico que no es muy reconocido como parte importante de la construcción de nuestra nación, y en los personajes principales que formaron parte de tan interesante suceso, un atentado fallido en contra del “intocable” Porfirio Díaz, en su momento de gran poder simbólico y real. La historia nos cuenta gradualmente a través de la perspectiva de cuatro personajes, tres hombres que en algún momento fueron amigos y una mujer muy cercana sentimentalmente a los tres, que representan partes de la estructura social y cultural de México, guiados por la voz narrativa del propio Federico Gamboa (Daniel Giménez Cacho), quien a través de una indiferencia entendida culturalmente desde la lógica “mexicana” y hasta latinoamericana, se van presentando las situaciones como consecuencias de nuestra misma idiosincrasia. 

La historia pretende ser original en su forma de contarla, su narración es un poco desordenada, no respeta el tiempo original de la historia y dentro de un cine “industrial” mexicano esto es algo realmente novedoso, sin duda tomado de aquellas estructuras de las cuales el cine norteamericano se ha aferrado para agilizar las historias y mantener en cierta tensión al espectador. Muy acertada es la inclusión de la historia pequeñas islas en forma de teatro popular y cómico donde explican a maneras de parodias los sucesos relevantes que se llevan a cabo en pantalla, un verdadero descanso de la tensión política y hasta policiaca que es llevada con ciertos tintes de humor negro, pero que se pierde en uno de los grandes vicios del cine mexicano, los abusos en una “expresión de la mexicanidad” en diálogos y representaciones de personajes, una repetición de la historia de esta cinematografía. 

“El Atentado” se presenta en estos días como una crítica al abuso del poder y a la desvirtuada participación de los medios de comunicación, y en como mantienen estas estructuras de injusticia, una visión del presente a través de sucesos del pasado, tratando de generar conciencia de manera directa en un juicio moral a la propia ciudadanía, quienes hemos dejado que la corrupción y sus diversos matices dominen gran parte de nuestra cotidianidad. Este proyecto es apoyado por el IMCINE (Instituto Mexicano de cinematografía), ganadores del concurso para proyectos de largometraje, lo cual genera suspicacias sobre las verdaderas pretensiones, principalmente ya que orgullosamente y mediáticamente se refugian en la crítica social y en el cuestionamiento del sistema social dominante que se mantiene desde el “Porfiriato” hasta nuestros días, un sistema que indirectamente ha sido la principal fuente de ingresos de su producción. 

Al finalizar el extenso y bien contado relato, técnicamente es impecable, se pierden ciertas construcciones en los personajes, contenido que puede ser comprendido ya que cuenta con 4 personajes que pueden ser considerados protagonistas, en especial con el que interpreta José María Yazpik, “Arnulfo Arroyo”, quien protagoniza directamente el acto principal, y que genera la simpatía del público al representar al “pueblo”, pero que es presentado de manera incompleta, ya que se trata de un pasional individuo decepcionado de su gobierno, del que ha perdido la esperanza de un bienestar, por el que se expresan temas ideológicos de ese contexto histórico, el anarquismo como una forma de rebelarse ante la opresión de un sistema fallido para la mayoría, pero que es demeritado en la mera anécdota o como parte de las razones por la cual este personaje intenta un “atentado” en contra del presidente de la nación, aunque claro, el mismo relato aleja cualquier posibilidad al relegar como principales motivos todo un juego político, en una intriga y búsqueda del poder. 

Una película que resulta festiva, institucionalmente correcta y oportuna en el marco de las celebraciones del “Bicentenario-Centenario” en México, con un Jorge Fons que no pierde el encanto al contarnos una historia ingeniosa, pero con esa interrogante sobre su creatividad ante un proyecto de tanto presupuesto (80 millones de pesos aprox.) y de tal temática. Una obra de gran calidad en su producción e interpretación, una casi perfección como “cine de la industria”, con grandes interpretaciones de tal vez los mejores actores en México, como lo son José María Yazpik, José María de Tavira, el grandioso Daniel Giménez Cacho, el impecable Arturo Beristáin y la guapa Irene Azuela. Un ejemplo de gran producción, pero un recordatorio de que a este tipo de cine en México todavía le falta arriesgarse en los temas y en sus propios vicios, un discurso repetitivo e inacabado, que a pesar de ser una película más ingeniosa e inteligente que las últimas “superproducciones” como lo fue “Arráncame la Vida” (Roberto Sneider, 2008), no propone más allá de una calidad industrial, esperando generar un gran público y crear los cimientos de una “industria cinematográfica”, sacrificando la conjunción de esto con una propuesta artística. Lamentablemente esta película de grandes artistas no expresa nada que no se haya dicho a través de los años como una obra de “Cine Mexicano”, ya preconcebido como género en sí mismo.

Anuncios

~ por Carlos Wilson en 19 agosto 2010.

4 comentarios to “El Atentado ¿Originalidad Repetitiva?”

  1. Carlos:
    Discrepo mucho con tu opinión acerca de la película El Atentado. Pienso que las actuaciones son regulares, cosa que me sorprende, pues como dices, Gimenez Cacho es un gran actor (no así José María de Tavira, que le falta mucho). Irene Azuela es de las mejores actrices jóvenes que tiene este país, y la verdad no creo que haya hecho su mejor esfuerzo. Algo pasó con la dirección de actores. En cuanto a la comparación que haces con “Arráncame la Vida”, creo que hay mucho diferencia como mencionas, pero mi balanza se inclina a favor de la segunda. Arráncame la Vida tiene una ambientación muy superior a El Atentado. No me acabaron de convencer los lienzos que usaron de fondos. No me explico como teniendo muchísimos escenarios reales, perfectamente bien conservados, los desaprovecharon de esa manera, en mi opinión, fue un desperdicio de recursos, y de locaciones. De la ambientación yo destacaría las escenas en interiores, y la del día de campo. Y la mejor lograda, creo que es cuando aparece el vagón con los “indios” que llevan ahí para trasladarlos.
    Hablando del guión, fue “plano”. La historia no me atrapó en ningún momento, es más, estuve tentada a salirme del cine en una ocasión.
    Es una pena, pues es una de las películas mexicanas más caras, y además dirigida por el maestro Jorge Fons, que ha hecho importantes aportaciones al cine mexicano.
    Saludos.

  2. Muchas gracias por tu comentario Marcela, la comparación que hago de esta película con “Arrancame la Vida” esta basada principalmente en que “El Atentado” se arriesga solo un poco en su temática y en lo “no lineal” de su guión, la película de Sneider se pierde de repente en ciertos elementos del “melodrama” del cine mexicano, el romance del personaje de Ana Claudia Talancón desvirtua una historia más seria, aunque tienes mucha razón esa película tiene escenas y/o secuencias mucho más logradas que “El Atentado”.

    Una vez más gracias por leerme, espero te haya interesado el blog y puedas leer lo que vaya subiendo, y si es así diles a tus amigos de mi blog, o si no de todos modos gracias una vez mas.

  3. Saludos!!!! Alguien me puede decir como se llama la cancion de la pelicula el atentado que dice: si tu eres correa yo tu huarache, si eres marihuana yo fumador, o algo asi. La quiero conseguir gracias por su ayuda.

  4. Podrias proporsionarme el nombre de la ultima cancion ….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: