“A Spectrum Travels the World, is the Spectrum of Capitalism” (Cosmopolis – David Cronenberg, 2012).

CosmopolisCosmopolis – 2012 – (Canadá-Francia-Portugal-Italia) – Calif. 7.7/10

Duración: 109 Mins.

Dirección: David Cronenberg.

Guión: David Cronenberg, basado en la novela de Don DeLillo.

Producción: Paulo Branco, Martin Katz, Walter Gasparovic & Joseph Boccia.

Producción Ejecutiva: Edouard Carmignac, Gregoire Melin & Renee Tab.

Cinematografía (Fotografía): Peter Suschitzky.

Dirección de Arte: Joshu de Cartier.

Diseño de Producción: Arvinder Grewal.

Edición: Ronald Sanders.

Casting: Deirdre Bowen.

Diseño de Vestuario: Denise Cronenberg.

Música: Howard Shore.

Reparto: Robert Pattison (Eric Parker), Sarah Gadon (Elise Shifrin), Paul Giamatti (Benno Levin), Kevin Durand (Torval), Abdul Ayoola (Ibrahim Hamadou), Juliette Binoche (Didi Fancher), Emily Hampshire (Jane Melman), Samantha Morton (Vija Kinsky & Mathieu Amalric (André Petrescu).

El cine es un arte por el cual se pueden expresar opiniones, visiones y perspectivas de una realidad en particular, de una sociedad o una cultura, es un arte en el cual es posible descubrir formas sociales y hasta psicológicas de una realidad en la que vivimos subjetivamente, y que tratamos de comprender objetivamente, ya sea desde historias cotidianas o bien narrando sucesos históricamente trascendentales. La mayoría de las películas, más allá de hacernos pensar sobre nuestro entorno, nos imponen ciertas estructuras sociales y culturales, uno de los principales objetivos de una “industria cultural” como Hollywood, pero por el otro lado hay filmes que nos hacen reflexionar sobre temas que son importantes y que muchas veces simplemente aprendemos a convivir con ellos en nuestra vida diaria, siendo esto último el caso de la última película de David Cronenberg.

Cosmopolis 1

El director canadiense es un especialista en lograr que los espectadores mediten sobre su cotidianidad, sobre los elementos que lo rodean y que se han vuelto parte de la esencia de las sociedades actuales, elementos como la tecnología, la búsqueda de placeres efímeros y la total indiferencia de los individuos que se esconden entre la aparente seguridad de una sociedad de masas, “Cosmopolis” es un claro ejemplo de un filme en donde la narrativa queda de lado para concentrarnos en los elementos duros y transgresores de una realidad que evidentemente no puede sostenerse en si misma. Eric Parker es un joven multimillonario que maneja la mayor parte de los hilos económicos de Nueva York y por lo tanto del mundo, pero ha llegado el día del quiebre total económico del planeta, del cuál es parte responsable, y en medio de un inevitable estallido social lo único que el desea es realizarse un corte de cabello en la vieja peluquería donde él y su padre solían cortárselo al otro lado de la ciudad, entonces emprende un largo viaje tanto físico como introspectivo, a pesar de las advertencias de su cuerpo de seguridad de un inminente ataque a su persona, un viaje a través de un paisaje urbano y decadente, con personajes cínicos y crueles, el principio del fin del capitalismo tal y como lo conocemos.

Cosmopolis 2

“Cosmopolis” es una película política, crítica y que desafía a las estructuras económicas, sociales y de clase que dan forma a nuestras sociedades modernas, nos pone de frente a la indiferencia, la hipocresía y la falsedad de quienes manejan estos grandes sistemas a su gusto, inclusive en los momentos de crisis y de total derrumbamiento de la gigantesca y a su vez frágil armadura económica. Me parece muy acertado y nada extraño el utilizar a la rata como principal símbolo de una sociedad en donde comienza su desmoronamiento, de personajes antagónicos que a pesar de ser de clases distintas aceptan la realidad que se les ha impuesto, de lo esquizofrénica de la sociedad que aspira a un cambio radical para su propio bienestar, pero que a su vez teme salirse de su presente, la revolución dolerá y el futuro es un lugar aterrador y todos nos aferramos a nuestros espacios, como Eric Parker a su limosina y su corte de cabello.

Cosmopolis 3

La dirección es magnífica, David Cronenberg mantiene su estilo en donde se aleja de los convencionalismos de la narrativa cinematográfica, creando momentos que van de un extremo a otro, de la indiferencia a la tensión emocional entre los distintos personajes que pasan frente al espectador y que representan parte de ese capitalismo frío y devorador que critica el autor. Cabe resaltar que la mayor parte de la acción se lleva a cabo a través de los diálogos, cuestión que logra sacar el mayor provecho de un reparto que en su mayoría consigue interpretaciones muy buenas, inclusive Robert Pattison (Eric Parker), un actor cuestionado debido a sus trabajos anteriores. Pero quien debe una mención a parte es Paul Giamatti, que nos regala una interpretación poderosa, contradictoria y terriblemente identificable con casi cualquier individuo urbano, además de la siempre agradable y bella presencia de Juliette Binoche.

Al final, “Cosmopolis” es una película que debe verse, interesante desde un punto de vista sociológico y psicológico, un filme que nos hace reflexionar sobre el presente, el futuro y el terror de un cambio verdadero, de una revolución que puede tener su inicio cuando cambiemos la forma en que pensamos el mundo, violento cambio para una realidad que de por si, objetivamente ya es violenta.

Anuncios

~ por Carlos Wilson en 10 diciembre 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: